The Strange and Wonderful World of Ants

Suelo interesarme más por formas ficcionales y a menudo dejo de lado la no ficción. Es un error que cometo con frecuencia.

Esta vez, llevada por un afortunado impulso inesperado, me interesé por la aplicación-libro The Strange & Wonderful World of Ants, una obra digital que ha relegado otras entradas que tenía en mente por muchos motivos.

Ni siquiera sé por dónde empezar…

Creo que lo que llamó mi atención inicialmente fue la ilustración, muy artística para lo que acostumbro a ver en un libro de información… ¡sobre hormigas!

Comencé pues a leer la obra en nivel principiante: “la tipografía encaja bien en la página -pensaba-, se destacan algunas palabras en color, en cursivas o en cuerpos más grandes; incluye una buena narración en voz alta (ritmo, entonación, timbre, locución). También aparece una hormiga que corretea por la pantalla y que hace pequeños comentarios cuando el lector la alcanza con el dedo”.

La construcción de la obra parecía perfecta para un pequeño lector.

Una página del nivel principiante

Cuál sería mi sorpresa cuando me percaté de que en la parte inferior de la pantalla, en cada página, existía la opción de subir el nivel… dos alturas. Empecé a experimentar y vi lo siguiente: la longitud del texto varía en cada nivel, el vocabulario se dificulta y los juegos tipográficos se reducen, la tipografía empequeñece, el contenido se amplía y se vuelve más técnico.

Una página del nivel superior

Hasta los comentarios de la hormiga andante cambian en cada etapa de manera bien curiosa:

  • Principiante: I could never be an army ant. There’s too much travel.
  • Medio: I could never be an army ant. The travel schedule is too hard.
  • Superior: I could never be an army ant. The travel schedule is too brutal.

¿Se dan cuenta de las implicaciones que tiene esto para la formación lectora? ¡Un libro que evoluciona a medida que su lector crece! Un libro con tres lectores implícitos diferentes (en competencias, intereses, conocimientos) y que, por supuesto, también se dirige a un doble destinatario.

Por si esto fuera poco, existe un botón pequeñísimo y muy discreto que aparece durante todo el libro y que da acceso a un glosario de términos, a una serie de (buenas) preguntas abiertas al lector sobre algunos aspectos del contenido, a un listado anotado de recursos relacionados con las hormigas… ¡y a recomendaciones de libros sobre hormigas entre los que figura el famoso libro de un autor de la talla de Chris Van Allsburg!

Una vez más el medio digital me ayudó a replantearme mis prejuicios. Yo no sabía que se podía disfrutar tanto de la no ficción para niños…

Deje un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s