¿¡Otra Caperucita para tabletas!?

No es ninguna novedad el lanzamiento de una nueva Caperucita Roja en el mercado de las aplicaciones libro. Las versiones de este cuento (y de tantos otros) son numerosas en formato digital, casi incontables si valoramos todos los idiomas. No me cansaré de decir, sin embargo, que cuando hablamos de lectura interactiva no basta con tener una buena historia que interese al lector y le ofrezca una experiencia relevante (lo que debería darse por descontado) sino que también hace falta que esa buena historia se integre de manera eficiente en el soporte en el que va a ser leída.

Desafortunadamente, obras que incluyan estos dos ingredientes a la vez son todavía rarezas en el mercado digital. Lo efectivo de los cuentos clásicos es que nosotros, los mediadores, los conocemos bien. Sabemos cómo es la historia original y probablemente conocemos varias versiones de la misma, lo cual nos facilita la valoración de nuevas versiones.

Nosy Crow ya nos tiene acostumbrados a obras digitales muy cuidadas y pioneras en el sector (en inglés). Es cierto que el estilo no varía demasiado, pues los colaboradores son bastante estables, pero es de resaltar la vocación de mejor continua que muestran como editorial digital.

En todas mis charlas y clases he usado ejemplos de aplicaciones de Nosy Crow como Cinderella o The Three Little PIgs. La semana pasada (25 de abril) lanzaron la esperada Little Red Riding Hoodque mejora aspectos de las otras dos, sobre todo en la integración de la interactividad en el desarrollo de la historia.

caperuApp22 Mantiene los juegos del lector con los elementos de la pantalla que ya introdujo en Cinderella: el lector ayuda a Caperucita a llenar la cesta para la abuelita, por ejemplo.

En esta ocasión se ofrecen además diferentes alternativas al lector durante la historia. Tiene que ayudar a la protagonista a elegir entre varias opciones durante su camino, elecciones que jugarán cierto papel al final del libro, cuando la niña se enfrente al lobo (dada la trayectoria de la editorial, no había duda de que la versión iba a ser absolutamente infantil y con final feliz). La sensación de participación del lector es mucho mayor que en otras obras de la misma editorial. Prueben con sus niños.

También encuentro mejoras en la integración de la música, en el desarrollo técnico de la animación de los personajes y en el equilibrio en el uso de las intervenciones verbales de los personajes (en las aplicaciones anteriores eran numerosas y resultaban en un desorden de las escenas que dificultaba la comprensión).

No creo que sea la aplicación definitiva del mercado, pero es alentador ver cómo una casa con éxito reconocido no se caperuAppqueda en su umbral de comodidad y sigue investigando en cómo mejorar sus productos para niños. Es así como llegaremos a tener obras de calidad respetable en este formato digital, que sigue siendo discutido y denostado en ciertos círculos mientras es acogido sin reservas en muchas familias, ávidas de contenidos y (lo sepan o no) de criterios de selección.

Para más información:

El trailer de la aplicación de Caperucita

La traducción de un artículo que incluye una entrada del blog de Nosy Crow, con apasionantes reflexiones

Nosy Crow estarán este verano en las jornadas de Ilustratour con la charla “Independientemente innovadores (y felices)”

Una reseña en The Guardian de la aplicación de Caperucita

Deje un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s