Simposio de literatura en pantallas (Barcelona, 2014)

El pasado mes de octubre se celebró en Barcelona el simposio Literatura en pantalla: textos, lectores y prácticas docentes organizado por el grupo GRETEL.

Con él se pretendía “ofrecer los resultados de la investigación en este ámbito y de facilitar instrumentos concretos de intervención que incidan en la mejora de la labor educativa”.

La conferencia inaugural, a cargo de la doctora Mireia Manresa, fue completísima y reveladora para quienes estamos estudiando el tema de la LIJ digital. En ella introdujo a grandes rasgos el último proyecto del grupo de investigación y se centró en analizar las reacciones de los lectores reales ante las obras digitales que se les presentaron. De esta charla me llevé impresa a fuego en mi cabeza la idea de que la educación literaria, cuando se incluyen pantallas entre los materiales, puede acogerse a prácticas establecidas pero también ha de revisarse profundamente. Para enseñar a leer en pantalla, hacen falta nuevas herramientas de mediación.

La profesora Junko Yokota fue la encargada de dar la segunda conferencia plenaria, y en ella me parece oportuno destacar la exploración que realizó de los aciertos y errores en los traslados de libros infantiles en papel a la pantalla, especialmente de los álbumes ilustrados. La tercera conferencia de ese día estuvo a cargo de Lucas Ramada y una servidora, y en ella tratamos de describir las (muy) diversas posibilidades que la interactividad, como elemento recientemente introducido en la literatura infantil y juvenil, ofrece para la construcción de las obras narrativas.

Tras las conferencias, tuvieron lugar una serie de seminarios en sesiones paralelas de la mano de algunos miembros de GRETEL: Cristina Correro y Neus Real hablaron de aplicaciones interactivas para las primeras edades y sus posibilidades para la educación literaria; Lucas Ramada y Lara Reyes explicaron algunos posibles perfiles lectores de LIJ digital, basándose en su investigación con lectores reales; Cristina Aliagas y Ana María Margallo abordaron la lectura digital en familia, a partir de una investigación etnográfica. En el segundo bloque, Karla Fernández de Gamboa y Lara Reyes explicaron la experiencia de introducir literatura digital en la biblioteca de aula como parte de un programa de lectura libre sostenido en el tiempo y, finalmente, Mireia Manresa y Ana María Margallo hablaron de las prácticas lectoras de los adolescentes en red. Todos estos espacios atendieron el fenómeno de la LIJ digital y su enseñanza desde ópticas bien diferentes y con interpretaciones rigurosas y reveladoras para su estudio, y evidenciaron tanto la necesidad de continuar investigando en este campo como las múltiples posibilidades de aproximación disponibles al mismo.

El primer día terminó con la presentación de un buen número de comunicaciones por parte de investigadores de diferentes partes del mundo que, de nuevo, trataron el tema de la literatura infantil digital desde diferentes enfoques que muestran las oportunidades de estudio que ofrece esta materia.

El segundo día se abrió con la conferencia de la reconocida especialista Laura Borràs, en la que analizó, entre otros muchos aspectos, los cambios en las actitudes y el papel de los lectores infantiles y juveniles actuales, sus prácticas lectoras y de producción que vienen asociadas a la tecnología del momento. La última conferencia estuvo a cargo de Kate Pullinger, autora -entre otros- de la pionera obra digital para niños Inanimate Alice; el título de su conferencia, “How We Accidentally Created a Digital Story for Schools” [“Cómo creamos por accidente una historia digital para escuelas”] resume con acierto lo que en ella expuso.

El simposio acabó con una brillante mesa redonda en la que participaron Arnal Ballester, ilutrador y profesor, Kate Pullinger y Neil Hoskins, editor. Durante la charla salieron los aspectos más debatidos en relación a la LIJ digital; a las preguntas de los asistentes acerca de la falta de calidad y de los peligros de la LIJ digital, los participantes de la mesa respondieron con argumentos bien armados e ideas maduras, libres de prejuicios, que permitieron a la audiencia conocer posturas optimistas y productivas en relación a este sector. Se destacaron las posibilidades artísticas del medio digital, su carácter artesanal pero también su inclusión en el circuito comercial, y se habló de aquellas obras independientes o punteras que muestran que existe un número nada desdeñable de artistas que trabajan ya en desarrollar las opciones estéticas que ofrecen las pantallas.

Desde mi punto de vista, este ha sido el congreso más completo sobre literatura infantil y juvenil digital de entre los que he asistido en los últimos años. La experiencia investigadora de muchos de los ponentes, entre los que además de los miembros de GRETEL se encontraban miembros del grupo de investigación Hermeneia o ex alumnos del Máster en Libros y Literatura para Niños y Jóvenes, propició discusiones productivas y rigor en los contenidos. Los días posteriores, numerosas personas comentaron haber descubierto un nicho de aprendizaje personal y una nueva motivación para la mejora de sus prácticas docentes en literatura. Fue un auténtico placer para todos los que tuvimos la suerte de asistir. Qué mejor balance que la satisfacción de los asistentes.

Deje un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s