Lynch, Alvin y la experiencia literaria

Gracias al blog Soñando cuentos me entero de que, hace tan solo unos días Meikme ha abierto una grieta en el escenario de la narrativa virtual para niños. Dicen ser “un equipo de entusiastas diseñadores y desarrolladores que crean aplicaciones que los padres quisieran para sus hijos”. Buscan:

[…] historias que los han influenciado y emocionado como adultos [y] que pueden divertir y estimular la imaginación de los más pequeños y […] ayudar a que los padres compartan momentos y experiencias con ellos.

Solo esta declaración de intenciones ya muestra que los productores , aunque no sabemos si provienen del sector de la literatura infantil y juvenil, son conscientes de la necesidad de la mediación y de la importancia que tiene el compartir historias para el desarrollo de los hábitos lectores a partir del intercambio emocional y de las elecciones individuales de los lectores más experimentados. Puede parecer obvio, pero no pocas veces hemos tenido que insistir en que las ideas de los creadores sobre cómo se ha de acercar la literatura (y el arte en general) a los niños afectan directamente a las obras que producen.

IMG_5279Su primera aplicación interactiva, El viaje de Alvin, que han desarrollado tanto para iOs como para Android OS, es una adaptación de la película The Straight Story de David Lynch (1999). La elección inicial ya es, cuanto menos, especial: un género aparentemente tan poco comercial como el drama, una historia técnicamente sencilla, con un solo protagonista y un tempo pausado. No parece en principio una elección evidente para un mercado como el nuestro.

La aplicación narra la historia de Alvin, un anciano que decide viajar en su segadora para visitar a su hermano, al que no ve desde hace años. Si bien este resumen evidencia la atenuación del dramatismo de la película original y la adaptación simplifica inevitablemente la experiencia que ofrece la película, en mi opinión mantiene de una manera alternativa el mensaje implícito y sobre todo la poética del filme, el tratamiento del viaje de Alvin Straight.

El-Viaje-de-Alvin

La ilustración es moderna, delicada y libre de elementos superfluos; el texto es lírico, ligero, metafórico y bien armado; la locución en castellano de Pepe Mediavilla es profesional, rítmica, profunda y apropiada al tema y al tratamiento que se hace de él (también hay versión en inglés); la interactividad es minimalista, puntual y enriquecedora; la música, moderna y suave, encaja en la composición y refuerza la sutileza y la parsimonia del movimiento que la animación establece de forma armoniosa. Y todo ello significa, es decir, que añade discretamente pautas de interpretación que permiten llegar mejor al meollo de la historia que se cuenta.

Las elecciones estilísticas se adscriben a una corriente muy actual, lo que los productores han de tener en cuenta en futuras obras, pues si se sigue demasiado fielmente esta línea se corre el riesgo de crear una colección de historias monocordes, adscritas a la moda del momento con el fin de captar la atención del adulto, que acaben perdiendo el interés de la audiencia infantil a la que teóricamente se dirigen.

Les dejo aquí un enlace de los productores donde comentan las razones y algo del proceso de creación de la obra y el vídeo de la aplicación, que permite hacerse una idea bastante fiel del resultado:

© Todas las imágenes pertenecen a la aplicación El viaje de Alvin (Meikme, 2014)

Deje un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s